¿Qué utilidad tiene las pruebas rápidas de Covid-19?

Las pruebas rápidas son dispositivos en tiene en su interior una lámina con los químicos necesarios para identificar los anticuerpos que genera el cuerpo al entrar en contacto con el virus.

 

Las pruebas rápidas de anticuerpos IgG / IgM detectan el virus que causa el Covid-19. Una prueba puede resultar negativa con respecto a este virus si aun no ha pasado el tiempo que tarda en reproducirse el virus a pesar de haber estado expuesto.

Entonces ¿Por qué hacer uso de una prueba rápida de Covid-19?

Los síntomas del Covid-19 son similares a varias enfermedades, esta prueba puede auxiliar a descartar que se padezca de esta. El uso que se le esta dando, es el que se pueda permitir laborar a una persona descartando que sea portador del virus, y de esta forma contar con un control epidemiológico adecuado para permitir el regreso a las funciones. Se recomienda un segundo chequeo posterior a las 3 semanas (tiempo que tarda el cuerpo en generar anticuerpos contra el virus) para cerciorarse de que se esté libre de Covid-19.

También se han utilizado estas pruebas para monitorear comunidades y así contener la epidemia.

Si bien las pruebas rápidas no son una cura, son útiles contra el contagio masivo de esta enfermedad.